viernes, 21 de julio de 2006

Estilos Políticos (II) Maquiavelo El Príncipe


Machiavelli: el fin justifica los medios


"De ciertas cualidades que el príncipe pudiera tener, incluso me atreveré a decir que si se las tiene y se las observa siempre son perjudiciales, pero sí aparenta tenerlas son útiles; por ejemplo: parecer clemente, leal, humano, íntegro, devoto, y serlo, pero tener el ánimo predispuesto de tal manera que si es necesario no serlo, puedas y sepas adoptar la cualidad contraria."

Niccolò Machiavelli El Príncipe

Free Image Hosting at allyoucanupload.com

Recreándonos con el tema de las estrategias políticas y después de hablar un poco sobre el estilo Chimpancé, ahora espero que ustedes me permitan inivitarlos a recordar el estilo Machiavelli: el fin justifica los medios. ¿Cuántos Machiavelli hay a su alrededor? Creo que es el estilo político más famoso desde que se conoció El Príncipe en 1513, y aún sigue vigente. Es un manual para ser un gobernante en un mundo de origen humano, y no de origen divino. Antes de Machiavelli se pensaba que el poder se heredaba, que era de origen divino. El Príncipe fue una revolución conceptual.

Segun Matus, este estilo se caracteriza por: "..alto valor de la competencia por proyectos conflictivos, alto valor de la amenaza del otro, alto valor del proyecto en relación al individuo y al jefe, el uso de la violencia en defensa de objetivos considerados superiores, la total subordinación de los medios a la superioridad de los fines y la desigualdad en el ejercicio de los derechos individuales y personales. El poder es fuente de privilegios."
Le invito a hacer un ejercicio, pregúntese ¿Quién de nuestros gobernantes conocidos, vecinos, lejanos y cercanos, tiene como libro de cabecera El Príncipe? y ¿Cuáles son las evidencias que usted cree tener para demostrar su respuesta?

Estilos Políticos (I)
Estilos Políticos (III)
Resumen del Libro Estrategias Políticas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido al weblog Docente INEM
Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con el artículo. Identifícate (email, nombre). Argumenta. No importa que no estés de acuerdo. Intenta también no insultar ni usar palabrotas, respeta a los demás lectores. Acuérdate que es un weblog de educadores. Los comentarios off-topic, burdamente promocionales, ofensivos o ilegales no serán publicados y además borrados sin piedad. Gracias por tu aporte.