martes, 21 de noviembre de 2006

La razón y su incapacidad


He repasado, algunas cosas sobre la razón que en ocasiones anteriores he compartido con ustedes aquí en el blog. El énfasis de hoy es que, cuando crees tener la razón, ya no tienes la razón. La razón no tiene límites. La razón tiene un gran poder de seducción que nos atrapa y nos hace sus esclavos. La razón nos hace poderosos. Le apuesto a una razón abierta, dialogante con la realidad, una razón autocritica, cuyo actor príncipal es el sujeto y sus significados. La gran fortaleza de la razón es precisamente el reconocimiento de su incapacidad, pero, es lo único que nos acerca.

Se puede admitir la fuerza bruta, pero la razón bruta es insoportable
.
Oscar Wilde(1854-1900) Dramaturgo y Novelista Irlandés