lunes, 16 de julio de 2007

Acuerdos para preservar el Ozono V



LOS ACUERDOS

Tímidamente el 22 de Marzo de 1985 fue suscrito el Convenio de Viena, el primer instrumento destinado a generar acciones para la preservación del ozono. Pero en ese entonces el tema aún no era prioritario: apenas 20 países participaron. Las medidas no se especifican. No se hace mención a sustancias que podrían dañar la capa de ozono, y los CFC solamente aparecen hacia el final del anexo al tratado, donde se mencionan como productos químicos que se deben vigilar.

El principal cometido del Convenio era alentar la investigación, la cooperación entre los países y el intercambio de información. Aún así, tardó cuatro años prepararlo y acordarlo. Por primera vez las naciones convinieron en principio hacer frente a un problema ambiental mundial antes de que sus efectos se hiciesen patentes, o incluso se demostrasen científicamente.

A medida que los técnicos empezaron a explorar la adopción de medidas concretas, en mayo de 1985, la publicación 'Nature' publicó un documento de científicos británicos - encabezados por el Dr. Joe Farman - acerca del agotamiento grave de la capa de ozono en el Antártico. Los resultados se vieron confirmados mediante observaciones realizadas desde satélites estadounidenses que ofrecieron la primera prueba de agotamiento grave y confirieron mayor urgencia a la necesidad de adoptar medidas concretas.

En septiembre de 1987 se llegó a un acuerdo sobre la adopción de medidas y se firmó el Protocolo de Montreal sobre las Sustancias que agotan la Capa de Ozono. El Protocolo de Montreal fue suscrito en 1987 y en la actualidad unas 180 naciones se han comprometido a cumplir con sus metas de reducción en la producción de gases CFC (clorofluorocarbón), halones y bromuro de metilo, cuya presencia en la atmósfera es considerada la principal causa del adelgazamiento en la capa de ozono.

La humanidad entera, preocupada por la conservación del planeta convocó en Rio de Janeiro en 1992 La Cumbre de la Tierra (Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo). Participaron 172 gobiernos, entre ellos 108 cabezas de Estado o Gobierno. Unos 2.400 representantes de organizaciones no gubernamentales (ONG) atendieron, junto a 17.000 personas en el Foro de ONG que se convocó paralelamente y al que se atribuyó Estatus Consultivo.

El principal logro de la Conferencia fue el acuerdo sobre la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que más tarde llevaría al Protocolo de Kioto sobre el cambio climático. El 11 de Diciembre de 1997, los países industrializados se comprometieron en la ciudad de Kioto a ejecutar un conjunto de medidas para reducir los gases que producen el efecto invernadero.
El Protocolo de Kioto sobre el cambio climático es un instrumento internacional que tiene por objeto reducir las emisiones de seis gases provocadores del calentamiento global (dióxido de carbono (CO2), metano (CH4) y óxido nitroso (N2O), además de tres gases industriales fluorados: hidrofluorocarbonos (HFC), perfluorocarbonos (PFC) y hexafluoruro de azufre (SF6), en un porcentaje aproximado de un 5%, dentro del periodo que va desde el año 2008 al 2012, en comparación a las emisiones al año 1990.

Visite: (I) (II) (III) (IV) (VI)