jueves, 26 de julio de 2007

¿Cómo vivir la vida?



Mientras disfrutaba lo que había encontrado de
KIERKEGAARD, tropecé con El Evangelio del domingo 22 de Julio (Lucas 10, 38-42) . Jesús entró en un pueblo y una mujer lo recibió en su casa. Marta estaba frenética atendiendo a Jesús, colmándolo de atenciones. María escuchaba concentrada la palabra de Jesús y no ayudaba con el trabajo. Marta le reclamó a María, le dijo que ayudara. "Señor, ¿no te importa que mi hermana me deje sola con todo el trabajo? Dile que me ayude". Jesús le dijo: "Marta, Marta, te inquietas y te agitas por muchas cosas, y sin embargo, pocas cosas, o más bien, una sola es necesaria. María eligió la mejor parte, que no le será quitada".

¿Estética o Ética?