jueves, 23 de agosto de 2007

Violación de niños



Escándalo de grandes proporciones en la iglesia católica de Colombia.El párroco de la Catedral de Cali (Colombia) Monseñor Fred Potes, ha sido acusado por compañeros de la Iglesia de entregar dinero de los feligreses a cambio de favores de jóvenes homosexuales. No se sinceramente que pasa con los sacerdotes se supone que reciben una rigurosa formación profesional y espiritual. ¿Qué podemos esperar de las personas del común? Los conductores espirituales de millones de personas no son capaces de poner en práctica lo que predican. Hace poco otro sacerdote colombiano Efraín Rozo fue acusado de violación de niños, es más, fue acusado también en los Estados Unidos. Siento un profundo asco y rabia. ¿Qué hacemos?