sábado, 1 de septiembre de 2007

Asamblea Nacional Constituyente en Chile

Free Image Hosting at allyoucanupload.com


Chile le apuesta a una nueva Constitución Política. "Ciudadanos por una Asamblea Constituyente, un nuevo movimiento impulsado por personas en general sin connotación pública, está llamando, organizando y ejecutando una campaña nacional destinada a exigir a las autoridades políticas que, disponiendo las medidas necesarias, convoquen a una Asamblea Nacional Constituyente cuyos miembros redacten una nueva Constitución Política del Estado, una que represente genuinamente los intereses, necesidades y sueños de todos los chilenos, residentes dentro y fuera del territorio.

Una Asamblea Constituyente, organismo colegiado y de integrantes elegidos por la propia ciudadanía, es el único procedimiento que garantiza una representación fidedigna de todo el pueblo chileno." Julio Frank salgado

Se mueve el alma de los chilenos. Creo que es una excelente apuesta. En Colombia depositamos muchas esperanzas en la Constitución de 1991. Creo que también hay que apostarle a los Acuerdos sobre los Valores Fundamentales, porque son ellos los que van a sostener la nueva Carta, me refiero a un Acuerdo Nacional sobre la ética, el valor de la vida y el semejante, la dignidad, la libertad, la paz, el respeto, la responsabilidad, la unidad, la ayuda, la caridad, la justicia, la lealtad, la pulcritud en el manejo de los recursos públicos del pueblo. Si no se logra un acuerdo nacional sobre el valor del ser humano, sobre la vida humana, es muy difícil que la nueva constitución produzca los resultados esperados.

Muchos países tienen constituciones que datan de siglos, pero tienen una sólida visión de la importancia de ser seres humanos y funciona. Otros cambian a toda hora y no pasa nada. En Colombia la Constitución del 91 ha sido cambiada al antojo de los intereses de turno, que por lo general no son los del pueblo que invoca la Constitución. Así que mucho cuidado a los amigos chilenos. Una nueva Constitución, pero también una renovada visión sobre la vida humana, si no, no pasa nada, la nueva constitución se inmoviliza. Si me permitieran hacer campaña en Chile, le agregaría a la Convocatoria por una Nueva Constituyente, una Gran Acuerdo Nacional sobre lo Fundamental, como decía Álvaro Gómez Hurtado.