viernes, 21 de septiembre de 2007

Escuelas eficaces


Un fuerte liderazgo educativo es el principal factor relacionado con una escuela eficaz. Un equipo de autores (David Reynolds, Robert Bollen, Bert Creemers, David Hopkins, Louise Stoll y Nijs Lagerweij) tienen un libro que se titula en español Las escuelas eficaces.publicado por Aula XXI/Santillana.1997. En inglés Making good schools. Linking school effectiveness and school improvement.

Hoy recordé el debate sobre ¿Qué es una buena escuela? a propósito de un editorial de el Pais.com. A muchos en el mundo, les preocupa la calidad de su educación, a pesar de hacer grandes o limitadas inversiones en algunos casos y diseñar planes y planes al respecto. La primera generación de estudios sobre eficacia escolar realizados en las décadas de los 70 y los 80 y documentadas en el libro citado, encontraron que había unos factores comunes en las escuelas eficaces:

1. Un fuerte liderazgo educativo.
2. Altas expectativas en cuanto a los resultados de los alumnos.
3. Énfasis en las destrezas básicas.
4. Un clima seguro y disciplinado.
5. Evaluaciones frecuentes del progreso del alumno.

Un liderazgo entendido como el ejercicio permanente de la seducción. El conductor que seduce con conocimiento, con significación, con la praxis de la razón, con el ejemplo. Esperar siempre lo mejor del otro y apostarle a eso. Concentrarse en las destrezas básicas; nuestros sistemas ofrecen demasiadas ofertas temáticas que pueden recibir en otras instituciones y grupos humanos. Un clima con reglas claras de convivencia humana. Control y monitoreo permanente.

Me atrevo a expresar, que estos cinco factores comunes de eficacia, pueden ser trasladados a cualquier empresa o gobierno. Cada factor mencionado es una estrategia, una política, o un plan.