martes, 9 de octubre de 2007

El mejor guitarrista eléctrico

Vi hace poco un documental sobre Jimi Hendrix, el mejor guitarrista eléctrico de todos los tiempos. Les cuento que se me revolvió todo, el alma, los recuerdos de mi adolescencia, esa magistral interpretación de The Star Spangled Banner en el Festival de Woodstock(1969), que no ceso de ver y escuchar. Al recordar a Hendrix es inevitable que vengan a la memoria las imágenes de Vietnam (1964-1975). Los jóvenes de ahora saben poco, casi nada, de la guerra donde murieron más de 3.000.000 millones de personas entre militares y civiles. Una guerra que tuvo el impacto social más grande después de la II Guerra Mundial.

De aquellos días de la guerra, recuerdo con precisión las fotografías que aparecían en los periódicos, especialmente dos: la tomada por el fotógrafo
Huynh Cong Ut, el 8 de junio de 1972 y que luego se convirtió, quizás, en el documento visual mas importante del horror de la guerra y la foto de un militar ejecutando a un civil, disparándole a la cabeza. Pero no se de quién es la foto. Hay una imagen que resiste en mi memoria: el NAPALM derramándose con odio sobre la selva de indochina.

Ahora disfruto y compruebo la relación entre Hendrix y Vietnam. El sentimiento del ídolo de millones de jóvenes en todo el mundo. Hendrix no tenia otra forma de expresarse sino con su guitarra y encontró la forma adecuada interpretando el himno de los Estados Unidos (The Star Spangled Banner). Una oración sublime a la patria adolorida, un homenaje a los combatientes, a las victimas, una cachetada a la estupidez de los conductores políticos, un llamado al mundo entero. El silencio reverencial de los que asistieron a Woodstock, el respeto de Hendrix y su cuidadosa interpretación, hacen de ese momento, la más sincera y estremecedora solicitud de tregua y paz hecha hasta ahora.