domingo, 23 de diciembre de 2007

Grandes e intensas batallas




Una de las más grandes e intensas batallas que pueda uno librar en su vida, en su entorno más cercano, es la de luchar por ser coherente entre lo que dice y hace. Es difícil, pero hay que hecerse matar. Si no que lo digan los ejemplos que abundan en la historia. La refriega interior te libera y transforma en un valiente, te hace universal. Los valores, el conocimiento, el ejercicio permanente de la razón, tu plan, el desafío interior y la decisión, te entrenan y te fortalecen. Aparece la visión, el ejemplo, el liderazgo. Un verdadero humano. Lo contrario es una caricatura.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido al weblog Docente INEM
Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con el artículo. Identifícate (email, nombre). Argumenta. No importa que no estés de acuerdo. Intenta también no insultar ni usar palabrotas, respeta a los demás lectores. Acuérdate que es un weblog de educadores. Los comentarios off-topic, burdamente promocionales, ofensivos o ilegales no serán publicados y además borrados sin piedad. Gracias por tu aporte.