martes, 8 de enero de 2008

Comunicacion o Verbofilia

FARRAGOSOS Y GARRULEROS



No se si sucede en otros países, me gustaría que alguien dijera algo al respecto. Me refiero a esa repugnante verbofilia a la que nos someten todos los días los funcionarios públicos y privados en Colombia. Desde el Presidente y los Ministros hacia abajo utilizan los medios de comunicación (fundamentalmente la radio y la televisión, que luego alimentan a los periódicos) para dar rienda suelta a su desaforada garrulería.



Les entra un desespero por dar a conocer opiniones que nadie les ha pedido.Hablan sin razonar, sin calcular las consecuencias de lo que dicen, sin argumentos sólidos. Son automáticos. Se acomodan, siembran dudas, calumnian, dicen medias verdades. Nos meten en problemas. Luego, como si nada, con el mayor cinismo, piden disculpas; dicen que los interpretaron mal o que eso no fue lo que quisieron decir.



El Presidente habla y habla a toda hora, de todo, por todo, contra todo, en todas partes. Y así lo hacen todos los funcionarios, los alcaldes, los gobernadores, el fiscal, el juez, el contralor, el procurador, los empresarios privados, el artista, el deportista, el cura. ¿Para que sirven los jefes de prensa y sus oficinas? Es como un farragoso mundo de verborrea ansiosa, de caos conceptual, donde nunca hay verdades.