lunes, 18 de febrero de 2008

Consumo responsable: etico, ecologico y solidario

textoalternativo


El consumo ético, el consumo ecológico y el consumo solidario, son los tres conceptos que tutelan la propuesta humana de un consumo racional, consciente y responsable. Practicamos un consumo ético cuando elegimos comprar, analizando con cuidado, la historia del producto y la conducta de la empresa productora ¿En qué condiciones sociales y ecológicas ha sido elaborado un producto o producido un servicio?

Hablamos de un consumo ecológico, cuando al intentar satisfacer nuestras necesidades, compramos teniendo en la cuenta los principios del movimiento ecologista: reducir, reutilizar y reciclar. Ejercemos un consumo solidario cuando impulsamos un comercio justo, sopesando las relaciones sociales y condiciones laborales en las que se ha elaborado un producto o producido un servicio.

Guillermo Quiroz Álvarez, Oceanógrafo Físico, plantea unas reglas de oro:

1. Ser críticos con nuestro consumo y nuestra forma de vida, aplicando filtros tejidos con valores éticos.

2. Exigir información e informarnos acerca de las condiciones sociales y medioambientales en las que un producto o un servicio ha sido elaborado, como ha llegado hasta nosotros y cuáles son sus consecuencias sobre el ambiente.
3. Reducir nuestro consumo, como opción ética y ecológica, optando por un modelo de bienestar y felicidad no basado en la posesión de bienes materiales.
4. Practicar un consumo respetuoso con la naturaleza, reduciendo, reutilizando y, por último, reciclando y consumiendo productos ecológicos y artesanos.
5. Practicar un consumo solidario y socialmente justo, respetuoso con las personas y las culturas, en el que no haya lugar para la discriminación ni la explotación.

La propuesta es clara y no admite aplazamientos.