jueves, 18 de septiembre de 2008

El utero de la Convivencia

A propósito del tema de la Convivencia en el INEM de Cartagena, hemos leído y estudiado el documento La convivencia escolar: una tarea necesaria, posible y compleja. del Lic. Norberto Daniel Ianni. Nos pareció un documento hecho a la medida del INEM Cartagena.
Como elementos importantes podemos señalar los siguientes:
La Escuela es un reflejo de lo que sucede en la sociedad. Está formada a partir de la sociedad y a la vez expresa a la sociedad.
El tiempo que transcurre un ser humano en la Escuela es vital para su desarrrollo.
El profesor es quizás el más importante elemento en la cadena de desarrollo. No hay nada más grave en la      vida de un niño que un maestro incompetente. El maestro debe ser un permanente inspirador de vida, un seductor.
Los procesos pedagógicos y la convivencia institucional están indisolublemente vinculados entre sí.  (...) pensemos en algunas de las escenas escolares: una clase en la que el profesor trasmite conocimientos desactualizados, o sobreabunda en detalles, o se va por las ramas, o utiliza una metodología inadecuada ( o todo esto junto),y además explica los experimentos, no los hace, "lee y dicta" apuntes y/o "toma lección en el frente", genera desinterés, abulia, apatía - que generalmente termina en indisciplina , primero pasiva pero luego es activísima e incontrolable. Estos tipos de actitud, no permiten la apropiación de los conocimientos, es más operan en contra.
Si seguimos con ejemplos, hay otro tipo de clases en la que los alumnos están activos, pero en actividades dispares y ajenas a la clase. Esta hiperactividad, resultado del desinterés de los alumnos, reforzados por la falta de autoridad del docente, genera un clima de confusión, de caos, que no permite el proceso de enseñanza - aprendizaje. En ambos casos, además de no "apropiarse de contenidos curriculares", la interrelación docente - alumno está severamente perturbada, los vínculos estrechamente ligados a la tarea no se consolidan, esto incide negativamente en la convivencia, la debilita seriamente. Es decir el proceso de enseñanza - aprendizaje está empobrecido - y en muchos casos ausente - tanto en lo que se refiere a contenidos curriculares como aspectos vinculares, pues lo vincular se aprende y se aprehende vivencialmente a través de la tarea.(...)
La convivencia se aprende.
La convivencia enseña.
Para aprender a convivir deben cumplirse determinadas procesos, que por ser constitutivos de toda convivencia democrática, su ausencia dificulta (y obstruye) su construcción.
*Interactuar (intercambiar acciones con otro /s)),
*interrelacionarse; (establecer vínculos que implican reciprocidad)
*dialogar (fundamentalmente ESCUCHAR, también hablar con otro /s)
*participar (actuar con otro /s)
*comprometerse (asumir responsablemente las acciones con otro /s)
*compartir propuestas.
*discutir (intercambiar ideas y opiniones diferentes con otro /s)
*disentir (aceptar que mis ideas – o las del otro /s pueden ser diferentes)
*acordar ( encontrar los aspectos comunes, implica pérdida y ganancia)
*reflexionar ( volver sobre lo actuado, lo sucedido. “Producir Pensamiento” – conceptualizar sobre las acciones e ideas.)
El ejercicio de la convivencia obliga y permite actuar desde la legalidad. Desde las leyes y normas, nacionales e internacionales.
El aula es el útero desde donde se gesta la convivencia.
La convivencia es un sistema organizado ( Consejo general de Convivencia, Asamblea de Aula, Consejo de Aula) que se sostiene por las reglas acordadas previamente en el Manual de Convivencia.