jueves, 27 de noviembre de 2008

Genealogía del Ave Fénix

En las Instituciones Educativas causa prurito asumir la discusión sobre la factibilidad y pertinencia de los planes de estudio con los cuales los docentes orientan, evalúan y promocionan a los estudiantes. Este hecho no es ajeno al INEM de Cartagena. El profesor Adalberto Cabrera, rector de la Institución, ha convocado para este 26 de Noviembre a una Jornada Pedagógica para discutir el tema. A quienes nos gusta los escenarios académicos nos llena de alegría poder contar con este tipo de oportunidades; otros, un poco escépticos, lo toman como algo rutinario, y en lo posible, buscan alguna excusa para soslayar la discusión. De todas maneras, sea cual fuere la posición asumida, es inevitable y necesaria una jornada como esta.(...)
(...)Está división hubiera sido definitiva si el artículo 208 de la Ley 115 de 1994 no hubiese resucitado al Ave Fénix. Este hecho nos tiene  en Cartagena en una discusión que nos posibilita  una segunda oportunidad. Es el momento justo de hacer ajustes curriculares a nuestro Plan de Estudios con miras a enfrentar los  retos que plantean las nuevas generaciones. ¿Qué queda del  INEM de Cartagena que pueda estar aportando al desarrollo regional y nacional?
Esta es una buena pregunta para confrontar a los apologetas del sistema diversificado poco pertinente y de las mal llamadas  profundizaciones a las que  han sido sometidos los estudiantes  en estos últimos cuatro años.  Un buen referente que ilumina  la respuesta del interrogante es el  contexto de la Región Caribe, o las prioridades de los jóvenes actuales y las megatendencias del mundo contemporáneo. En cierta forma   retomar la lectura de la Ley 115 en su artículo 5º,  47, 49, 76, 78, 79 y los Lineamientos del Ministerio de Educación nos reorientaría un poco el trabajo que se está haciendo hoy y nos alejaría del fantasma de la diversificación vista como era antes de la Ley General de Educación.
Como colofón quiero decirles, queridos colegas, que de nosotros depende el futuro de muchos niños y jóvenes pobres de Cartagena y Bolívar; razón por la cual estamos obligados a tomar la mejor decisión para su beneficio. Es bueno apoyar una diversificación que logre capacitar al joven para que se inserte en el mundo laboral tecnificado y acceda a los distintos programas que ofrecen las universidades en el país. Que con ello también logremos superar los resultados de las pruebas externas que hoy se aplican en el Territorio Nacional. Pero esto nos exige renovación, cambio, transformaciones, derrumbes, reconstrucciones, choques, innovaciones, etc. Sin crisis nada de esto se da. “El mundo no funciona sino por el mal entendido” (CH. Baudelaire).   
Apartes del artículo Genealogía del Ave Fénix, aporte del Licenciado Wilson blanco a la discusión sobre el Plan de Estudios del INEM Cartagena, con ocasión de la Jornada pedagógica del 26 de noviembre de 2008.
¡Esperamos tu opinión!