sábado, 26 de septiembre de 2009

Régimen pensional del magisterio. Consejo de Estado despeja dudas.

La lucha del magisterio colombiano ha logrado un concepto del Consejo de Estado que respeta el régimen pensional del magisterio, ahora falta que el gobierno nacional se pronuncie en torno al reconocimiento y al respeto del régimen. Vea el concepto completo aquí

domingo, 20 de septiembre de 2009

LOS ALTARES EN LA GASTRONOMÍA

Cocina Cartagenera
Mi gastronomía, es de los cincuenta, cuando era fácil que las niñas entendieran, al decir el padre: "Aquí les he comprado un género muy bonito, que deben lucirlo en las fiestas de Noviembre…no olviden tomar las carisecas, que dejo sobre el “piamigo”.
Aparecen en mi mente las imágenes de las caras alegres de los que hacían acto de presencia ante el “altar” de Gregoria, su mesa de frito, ubicada a la bajada del puente de Chambacú. Allí en aquella mesa del dios Panates encontrábamos la ofrenda formada por las figuras geométricas más provocativas : Arepitas de dulce con anís, de huequito en el centro, por donde podíamos mirar los dos mundos unidos a partir del placer gastronómico; las carimañolas, crocantes, ahusadas para jugar a la perinolas con la segregación de las papilas gustativas; las empanaditas de maíz, nos permitían conocer el radio de media circunferencia, con su centro abultado donde guardaban un picado de carne sin mentira y condimentada con el ají criollo ; los semiesféricos buñuelos de frijolito, guardadores del calor del mundo, aclimatados por la insalivación que se producía al olerlos; la asadura de cerdo, pintada por el achiote y retocada por la pimienta de olor y el ají pequeño, esa asadura parecía indicarnos que el colesterol, era cosa de nuestras mentes, porque hasta los chicharrones, los mirábamos como mosaicos inofensivos.

viernes, 18 de septiembre de 2009

Viaje al corazón de Macondo. Atravesando a García Márquez

Viaje al corazon de macondo. Garcia marquez
VIAJE AL CORAZÓN DE MACONDO Por: Wilson E. Blanco N. (Profesor del INEM de Cartagena) Allí, frente al teatro Heredia nos encontramos con Gustavo Tatis, escritor encargado por la Escuela de Verano de la Universidad Tecnológica de Bolívar para conducir la “caminata por la Cartagena de Gabo”, arranque de la “Breve travesía por la geografía garcíamarqueana”. Nos esperaba la parte más atractiva del curso: recorrer los lugares que marcaron a nuestro escritor y de los cuales nos habían hablado tanto a lo largo de ocho conferencias dictadas por reconocidos expertos de la obra del nobel colombiano. Realizamos el primer tramo haciendo paradas, mientras Gustavo narraba fragmentos de historia que evocaba cada vez que algún lugar de la vieja ciudad lo atrapaba. Así fue como nos enteramos que el grillo que se comió Obregón era la mascota que compartía mesa con ellos cuando Gabo lo visitaba. De pie frente a la casa del Pintor, ubicada a la entrada de la calle de La Factoría, escuchamos el relato del grillo y el del elefante de Cepeda Samudio. Al pie de la gorda de Botero, la que está en la Plaza de Santo Domingo, nuestro maestro de ruta contó la historia de la mujer que se convirtió en perro una noche en la que Gabo y Jaime pasaban por una esquina oscura del Centro. Hecho que Jaime, en el afán de satisfacer la incredulidad que desde niño lo había acompañado, al otro día desmintiera al comprobar que la mujer que habían visto con sus propios ojos convertida en perro trabajaba en un almacén de baratijas y era de carne y hueso como Dios la trajo a este mundo. Quiso contarle a Gabo el trascendental hallazgo; pero éste, en un acto de absoluta resignación, le contestó: “te mamaste el cuento”, hermano. Lea el artículo completo aquí

martes, 15 de septiembre de 2009

Autoridad y autoestima del profesor

(...) A esta situación se ha llegado por diversas causas. Subrayaré sólo dos. Primera: las sucesivas reformas educativas de los últimos tiempos no han hecho sino mimar al alumno de forma exagerada y peligrosa. De hecho, éste tiene 59 derechos frente a nueve deberes. Esto hace que los roles de profesor y alumno se aproximen tanto que este último toma al primero por un colega más -un colega al que hay que machacar pues tiene poder para calificar sus exámenes-.

Segunda: se ha quitado al profesor mucha autoridad, otorgándole parte de la responsabilidad a las Asociaciones de Padres y Madres. De hecho, hay continuos enfrentamientos y agresiones de los padres de alumnos con los profesores de sus hijos. (...)

Siga leyendo en el PAIS.com