sábado, 24 de diciembre de 2011

LA DIFÍCIL FACILIDAD DEL ESCRIBIR

Remberto Campo Torres
Por: Remberto Campo Torres
          campo0611@gmail.com

"Detrás de cada página escrita hay un número infinito de borradores"
JORGE LUIS BORGES

Escribir no es "soplar y hacer botellas" Depende en gran medida de la práctica y la lectura como fuente de recursos, (la lectura da escritura). "Escribir es tan misterioso como cocinar': dice García Márquez. Es una labor difícil para un gran número de personas pero, así como a bailar aprendemos bailando... "Escribir es un proceso donde el pensamiento se expresa en términos lingüísticos, de forma coherente, cohesiva y con unidad", afirma Álvaro Diaz.

Estamos inmersos en la era de las comunicaciones y también de las competencias. Esto nos exige expresar nuestro pensamiento por medio de diferentes tipos de escritos, unos más exigentes que otros, dependiendo de nuestro nivel cultural, profesión, oficio o cargo desempeñado en una determinada entidad. Por eso. debemos escribir desde una "simple" carta hasta el ensayo más exigente, lo cual nos conduce a asumir la posición de sujetos lectores y productores de textos. En otras palabras, debemos convertirnos en escritores competentes.

Pero ¿ qué requisitos debemos llenar para acercarnos al escritor competente?

En primer, lugar conocer las superestructuras o estructuras esquemáticas del texto: narrativa, descriptiva, enunciativa y argumentativa, las cuales se encuentran articuladas en diversas categorías o modalidades. Las estructuras esquemáticas revisten particular importancia en la producción del texto, puesto que ellas determinan qué tipo de escrito se quiere construir: carta, memorando, acta, informe, articulo de opinión, resumen, ensayo , etc. Cabe resaltar que las superestructuras son una forma de organización del texto; y además, no tienen nada que ver con el contenido del mismo.

En segunda instancia; antes de iniciar la redacción del texto, preguntarse para qué, para quién, sobre qué y cómo será dicho escrito. Puesto en otros términos, se debe analizar primero la finalidad de! texto, después, quien es su destinatario, en tercer lugar, cual es el tema y por último, cual será la actitud y el tono

En tercer lugar, planificar redactar, leer, releer, corregir, tachar, rehacer y revisar una y otra vez el texto que pretendemos sea leído por otros y para hacerlo mas digerible Al respecto Marina Parra anota que escribimos para lectores que están ausentes en el proceso comunicativo y, por ende, el texto debe tener la suficiente claridad, para que quienes lo lean entiendan lo que el autor quiere comunicar sin necesidad de explicaciones adicionales. Así mismo quien aspire a convertirse en un escritor competente debe ser receptivo es decir poseer la suficiente humildad para aceptar las correcciones, sugerencias y críticas realizadas a su texto.

Un escritor competente es aquel que presta atención a lo esbozado anteriormente y no aquel que pretende construir el texto de una sola sentada, como si escribir fuera un acto de magia.

Definitivamente, escribir no es fácil. Es, ante todo, un acto de disciplina. Un arduo proceso que muchas veces nos lleva a "pelear" con las palabras, las oraciones, los párrafos y el texto mismo al momento de la revisión y corrección. Cualquiera puede creer que escribe, pero muy pocos lo hacen bien. Carlos Baker ha dicho que aprender a escribir es aprender a pensar.