lunes, 9 de abril de 2012

Rabia, enojo, cólera, furor, irratibilidad

LA IRA
Félix Ponce Castro
felixponcecastro@gmail.com
Docente INEM, Psicólogo

“Es un necio quien no puede enfadarse; pero es un sabio quien no se enfada, pues el enfadado nada compone y solo castiga al mismo que se enfada"      Noel Claraso

Félix Ponce C.
Diariamente observamos comportamientos como los siguientes: Un hombre con actitud iracunda se dirige a su esposa ¡ oye! Apúrate no tengo tiempo para esperarte. De pronto una señora de manera serena le dice a este: ... ¡señor cálmese!, porque le puede dar un paro cardiaco .

Moisés, al quebrar la tabla de los diez mandamientos, Jesús al echar a los mercaderes del templo, experimentaron la emoción del enojo; de igual forma desde el recién nacido que muerde el pezón de la madre, hasta los adultos más inteligentes sienten rabia ante las situaciones que les incomodan o le son frustrantes.

La Ira ( rabia, enojo, cólera, furor, irritabilidad) es una reacción emocional que se manifiesta con resentimiento e irritabilidad; cuando se experimenta violentamente produce trastornos fisiológicos y Neurovegetativos, aumenta el ritmo cardiaco, la presión sanguínea y los niveles de ADRENALINA Y NORADRENALINA. Por lo general se producen cambios físicos como: contracción facial con palidez o enrojecimiento; sudor, temblores, gesticulación desproporcionada, gritos violentos y expresión de sentimientos de odio.

La ira considerada por los cristianos como un pecado capital, es una respuesta emocional normal de todo ser humano , es instintiva y actúa como defensa ante las señales de amenazas y de peligro. En condiciones normales es necesaria para nuestra supervivencia y es negativa cuando no se puede controlar como en los casos de agresión física, asesinatos, suicidios, destrucción de los objetos, y propiedades en el contexto familiar y social

Clásica y tradicionalmente las enfermedades cardiovasculares constituyen unos de los principales causas de mortalidad y se ha considerado que son originados por: la obesidad, el tabaquismo, la inactividad física y otros, actualmente esas enfermedades cardiovasculares se atribuyen a factores psicológicos, como el Patrón de Conducta Tipo A (PCTA) y el Complejo Hostilidad, IRA – AGRESION.

El PCTA, es un complejo de acción emoción que puede ser observado en toda persona que esta agresivamente en una lucha crónica incesante para lograr más en menor tiempo, y si se requiere hacerlo así frente a los esfuerzos en contra de otros cosas y otras personas ( Friedman y Roseman, 1974) las personas con PCTA se caracterizan por el logro competitivo, estimulados, por el éxito y la ambición, hostilidad impaciencia y agresividad, en todos sus actos. En lo cognitivo presentan estilo atribucional interno estable y global ante fracasos y creencias, ej: “todo el mundo tiene que ser perfecto” las otras personas son ignorantes.

La Hostilidad se considera aislada o dentro del constructo anterior, como el factor de mas alto riesgo para generar las enfermedades cardiovasculares. Esta compuesta por creencias, expectativas, actitudes negativas permanentes sobre las personas y las cosas. Entre las creencias esta el CINISMO y las atribuciones hostiles a cerca de las otras personas son malas egoístas, inmorales. Las otras son percibilidad como antagónicas y amenazantes, presentan siempre actitud de enemistad y resentimiento.

ALGUNAS ORIENTACIONES PARA CONTROLAR LA IRA.

• Tomarse tiempo: contar hasta diez
• Retírese de la persona
• Exprese de manera asertiva el motivo de su enojo
• Realice ejercicios de relajación, camine, corre, nade
• Identifique primero las soluciones, hable con la persona que le incomoda
• Utililizar el humor para liberarse de las tensiones, lo mejor es hacer uso de la razón para calmar la emoción o los sentimientos y así poder ver las cosas como son en realidad

“ Señor dame la Serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar las cosas que puedo y sabiduría para diferenciarlas”      Rehinhold Niebuhr