domingo, 27 de mayo de 2012

La técnica deportiva basada en fundamentos biomecánicos

“El deportista ejecuta movimientos técnicos más precisos cuando el sistema muscular, esquelético y articular de su cuerpo, se encuentra integrado como un eslabón más de la cadena biomecánica”.
Este concepto lo aprendimos de los grandes maestros y es una de las razones fundamentales por las cuales nos hemos dado a la tarea de ahondar aún más en campo de la biomecánica del deporte y con ello hacer comprender a los entrenadores y profesor que es un error conceptuar que los errores de orden técnico que comenten los jugadores dentro del campo de juegos son de orden estrictamente técnicos.

Una de las formas tradicionales de los entrenadores de corregir los errores técnicos de sus deportistas, es realizar trabajos repetitivos del o los gestos durante los entrenamientos. Este método logra un mejoramiento solo en un 50% y producto de ello es que las fallas, aunque en menor proporción, se seguirán cometiendo en la competencia.

La experiencia acumulada después de tantos años en la enseñanza de la técnica deportiva, nos permite afirmar, que en la mayoría de los casos, los errores de orden técnico de los deportistas no se pudieron corregir en un 100% por una razón fundamental, estos ya habían asimilado en su memoria un “aprendizaje sensomotor inexacto” de la cadena del aprendizaje de la técnica; es decir, los errores eran más de orden biomecánico que técnico.

Hoy día ningún entrenador puede prescindir de las leyes que nos brinda la Biomecánica, ya que esta ciencia nos permite analizar la técnica como un sistema integrado de movimientos, que están dirigidos a la solución de una determinada tarea motora, o simplemente realizar una cantidad de acciones técnico tácticas con gran maestría, y ello aplica tanto para deportes individuales como de conjunto.

Cuando aprendemos a analizar la técnica deportiva desde el punto de vista de la Biomecánica, entenderemos que los conceptos más sustanciales son los relativos a la estructuración, estabilidad y variabilidad movimientos que realiza un deportista; y que ello además supone un enfoque sistemático y estructural para el estudio de la técnica a través de la cinemática, la dinámica, la anatomía y la física, base fundamental de la cadena biomecánica del movimiento.

El término “enfoque sistemático estructural”, fue acuñado por los grandes maestros investigadores de la extinta Unión Soviética y utilizado para el estudio detallado de los movimientos deportivos.

Dentro de la enseñanza de la técnica debemos tener en cuenta las diferentes relaciones estructurales del “acto motor integral” del deportista, donde se originan los verdaderos errores técnicos y que sintetizamos a continuación:

ESTRUCTURA CINEMATICA:

El cambio de posición de un deportista a otro punto o área de competencia en el transcurrir del tiempo se denomina movimiento. Los movimientos deportivos se encuentran clasificados de la siguiente manera:

Cíclicos (deportes de resistencia)
A cíclicos (deportes de conjunto, individuales y de combate)

Estos movimientos constituyen el factor biomecánico que sirve de base a los deportistas para realizar las acciones técnicas ofensivas y defensivas durante la competencia.

La Estructura Cinemática caracteriza la interacción los movimientos en el espacio y en el tiempo, y se expresa en su trayectoria: tiempo, velocidad y aceleración; que son parte fundamental de la cadena biomecánica, ya que le permite al deportista ejecutar una gran cantidad de movimientos técnicos ofensivos y defensivos con suma rapidez y precisión.

Para estudiar la Estructura Cinemática, se emplean por ejemplo los registros fílmicos o más a fondo utilizando software especializados, que nos permiten calcular la duración de las diferentes fases del movimiento, su velocidad, la aceleración del cuerpo del deportista, y poder determinar el punto de origen de cualquier falla técnica.

ESTRUCTURA DINAMICA:

Esta estructura está relacionada con la fuerza que aplica el deportista para ejecutar los movimientos. Hay que entender que la fuerza es una magnitud vectorial dirigida, porque tiene sentido y dirección, es decir, si los vectores musculares de la fuerza que aplica el deportista no tiene la misma dirección de los movimientos técnicos que ejecuta, se va a presentar una descoordinación entre los grados internos de libertad de movimiento de los distintos miembros de la cadena biomecánica.

El estudio de la estructura dinámica también puede hacerse con filmaciones o a través de software especializados, que nos permiten analizar los apoyos biomecánicos inferiores, centrales y superiores, que desempeñan un papel importante en la estrategia, en la organización y en la regulación de los movimientos de los deportistas.

El origen de un error técnico puede estar en los siguientes movimientos de los miembros del cuerpo humano: piernas, pies, cadera (centro de gravedad), tronco, brazos, manos y dedos.

ESTRUCTURA ANATOMICA

La estructura anatómica determina la interacción del aparato osteo ligamentoso y muscular, y la coordinación de las contracciones musculares como sistema motor de la cadena biomecánica, ya que la capacidad de movimiento de un deportista depende también de las combinaciones de los diferentes tipos de fibras de los músculos esqueléticos y articular, y del comportamiento contráctil.

Las contracciones de las fibras musculares están clasificadas de la siguiente manera: Fibras Rojas (Tónicas) que se caracterizan por ser lentas y duran 75 milésimas de segundo y se observa poca fuerza en su contracción. Fibras Blancas tipo “A” (físicas), que se caracterizan por ser rápidas, duran 30 milésimas de segundo y se observa fuerza en su contracción; y por último las Fibras Blancas tipo “B” (explosivas) que se caracterizan por ser muy rápidas, duran 20 milésimas de segundo y se observa una fuerza elevada en su contracción.

Cada tipo de fibra muscular actúa de acuerdo con las características biomecánicas de la técnica de cada modalidad deportiva. En los movimientos que requieran poca fuerza y que son lentos, actúan en primer lugar las fibras rojas, pero si por el contrario desde un principio del movimiento exige una gran fuerza y velocidad, inmediatamente entran a trabajar las fibras blancas tipo “A”, mientras que las fibras blancas tipo “B” solo podrán ser afectadas cuando se requiera realizar movimientos de gran velocidad, fuerza explosiva y fuerza máxima.

La biomecánica analiza la estructura anatómica teniendo en cuenta también los movimientos de los músculos flexores y extensores del muslo y de las piernas, del pie, de los brazos y de las manos, para detectar las fallas deficiencias de la técnica deportiva.

LA ESTRUCTURA FISICA

Cada uno de los estados sucesivos de un sistema de movimiento se denomina fase. La biomecánica moderna ha incluido en sus investigaciones el concepto de la estructura física, para examinar las particularidades y secuencias de las diferentes fases del movimiento.

El análisis de la técnica de los movimientos complejos de coordinación de las diferentes fases, permite estudiar más profundamente sus características cinemáticas y dinámicas, así como la variabilidad y estabilidad de las distintas fases de cada uno de los elementos técnicos. La división de un movimiento técnico en fases, se realiza sobre la base de la peculiaridad de los distintos movimientos en el acto motor integral y además de eso algunas fases más complejas se puede a su vez dividir en micro fases y su número depende de las características biomecánicas de la técnica de cada deporte.

En la técnica de los movimientos deportivos, se distingue la posición inicial de partida y una serie de fases de cadena de movimiento de su cuerpo, que culmina con la última fase de acción como son los movimientos ofensivos y defensivos

También se puede echar mano de las filmaciones y los software para estudiar la estructura física, que nos permita determinar si la falla técnica se origina al iniciar, en el transcurso o al finalizar las fases o las micro fases.

Para culminar podemos decir, que cuando una de estas estructuras falla, todo el sistema de cadena de movimiento se viene abajo, originando errores técnicos de carácter biomecánico; por ello echar mano de la Biomecánica sería de gran utilidad como lo fue para mí, ya que me permitió perfeccionar los gestos técnicos de nuestros voleibolistas y por ende elevar ostensiblemente su rendimiento deportivo en la competencia.

Espero que este pequeño trabajo contribuya a despertar en los nuevos entrenadores y profesores su interés por el conocimiento de la Biomecánica, seguros que su correcta aplicación los llevará sin duda a un alto perfeccionamiento técnico de sus deportistas.

La técnica deportiva basada en fundamentos biomecanicos, una mirada desde Cartagena de Indias Colombia. Por Northon Madrid Picot especial para www.docenteinem.com

Northon Madrid Picot
northonmadridpicot@hotmail.com
Docente retirado
Entrenador FIVB Nivel III con énfasis en Biomecánica.
Cartagena Colombia 27 de Mayo 2012