martes, 22 de mayo de 2012

Mister White Dart

Siempre poderoso. En silencio. Sereno. Despierto. Presencia vital entre las reverencias del follaje que rodea el parqueadero. Siempre buscando por dentro, ocupando su interior. Con la atención a su alrededor. Testigo durante más de treinta años. Invisible.

Presencia vital entre las reverencias del follaje...
En todo ese tiempo pasé a su lado, mañana, tarde y noche. No se si sentía que yo lo reconocía y observaba con el corazón desbordado. Permanecía en compañía de una pulcra soledad y reveladores celajes. Si por él fuera, nunca saldría del parqueadero. 

Rodolfo lo obliga a tener una vida que no quiere: llevarlo y traerlo. Lo sobresalta, lo saca de sus largas y rigurosas guardias. Una prueba dura. Quiere estar allí, atento e inmóvil, pero viendo. No tiene otro destino. Estoy preocupado, hoy le vi la espalda torcida.


Roberto Vallejo Jiménez

rvallejoj@gmail.com
Cartagena Colombia
22 de Mayo 2012

2 comentarios:

  1. Es la descripción perfecta de quien ya cumplió y pasó a gozar de su jubilación. Está como esos caballos viejos que custodian el prado y ven como los potrancos montan a las jóvenes generaciones. Que bien, Mr Roberto.

    ResponderEliminar
  2. ¡Muy Bueno Robert! Dart o Dark, de todos modos un blanco-oscuro es como el otoño. Excelente metáfora. Todo el cuento es una metáfora. ¡qué bien hacen estas lecturas!
    JJ.

    ResponderEliminar

Bienvenido al weblog Docente INEM
Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con el artículo. Identifícate (email, nombre). Argumenta. No importa que no estés de acuerdo. Intenta también no insultar ni usar palabrotas, respeta a los demás lectores. Acuérdate que es un weblog de educadores. Los comentarios off-topic, burdamente promocionales, ofensivos o ilegales no serán publicados y además borrados sin piedad. Gracias por tu aporte.