lunes, 24 de septiembre de 2012

Ética, filosofía y moral en el INEM Cartagena Colombia

Un discurso desde la labor formativa del Departamento de Catequésis. El INEM  sacude el alma con ocasión del tercer Foro de Filosofía INEM.

Las huellas de los pasos de EVERARDO RAMIREZ TORO, han quedado impresas en esta institución a la cual le entregó varios años de su fecunda existencia. Cuentan quienes lo han visto, que en esta noche oscura del alma del INEM, se sienten sus pisadas, el eco de su discurso que clama por la liberación de los oprimidos instando a los valientes muchachos a luchar por una mejor sociedad, hasta vencer.
Foro de Filosofía INEM 2012. Homenaje a José Ramón Mercado
Foro de Filosofía INEM
El Departamento de Catequesis, continua enarbolando estas banderas, que en su momento, izó EVERARDO; porque, por una parte, es el compromiso vocacional inherente a la labor profesional que realizamos y porque también, -y es lo más importante- hace parte de una opción preferencial por la formación integral de los jóvenes que hemos asumido.

Este es el fundamento de la misión del área de Educación Religiosa, que desde la época anterior a EVERARDO, ya se llamaba CATEQUESIS; entendida no como el simple adoctrinamiento o el proselitismo religioso descarado, sectario, abyecto y totalitario, sino el encauzar la energía y el entusiasmo juvenil hacia el conocimiento de LO TRASCENDENTE con una actitud de apertura, tolerancia y respeto hacia todas las manifestaciones espirituales, apoyados en la libertad de cultos consagrada en la Constitución Nacional.

Al implementarse la Ley General de Educación (115 del 94) aparece el desafío de las áreas fundamentales y obligatorias, donde, además, de la Educación Religiosa surge el Área de ETICA Y VALORES HUMANOS; no como un “relleno”, tampoco como una “costura” y mucho menos para completar la carga académica de X docentes.

En su momento, fue motivo de debate, controversia y discusión porque en los lineamientos curriculares de ésta Área se propone que puede y debe desarrollarse como eje transversal común a todas las asignaturas, pero a su vez, propone unos contenidos temáticos que requieren abrirle un espacio en el PENSUM de la Institución. Asumimos, entonces, el reto de darle forma a esta área del conocimiento, completamente distinta en contenidos y metodología de la CATEQUESIS.

Es aquí donde surge el cuestionamiento base de la ponencia: ¿QUÉ ENFOQUE DEBE DARSE A LA ETICA DENTRO DEL CURRICULO DEL INEM, SIENDO QUE SOLO SE LE ASIGNAN DOS HORAS SEMANALES EN UN SEMESTRE LECTIVO?

¿PUEDE MEZCLARSE CON LA EDUCACIÓN RELIGIOSA AL LLEVAR LA TEMÁTICA DESDE LO ESPIRITUAL Y/O CONFESIONAL HACIA LO MORAL Y LO ETICO? ROZANDO LA FRONTERA TENUE DEL PROSELITISMO?

¿ES VÁLIDO APEGARSE SÓLO A LOS VALORES, OLVIDANDO DELIBERADAMENTE LO ETICO Y REDUCIENDO TODO A LA SIMPLE AXIOLOGÍA?

¿O PUEDE DEJARLE A LA PROGRAMACIÓN DEL AREA DE FILOSOFÍA PARA QUE ENFATICE EN UNA UNIDAD TEMÁTICA, LO CONCERNIENTE A LA ETICA?

En la actualidad, gracias al trabajo de equipo, serio y dedicado, liderado por el Licenciado BERNARDO SARAY, el Departamento cuenta con un plan de estudios y su correspondiente programación desde el grado 0 hasta 11, implementado por la mayoría de los docentes, convencidos que los mejores y más grandes distinciones y premios los obtenemos con el testimonio de vida y el reconocimiento que nos brindan cada uno nuestros estudiantes, quienes, desde el campo laboral o profesional, donde se desempeñan, valoran la influencia benéfica de la formación integral recibida.

Porque, desde la Ética y los Valores Humanos, les mostramos que es posible aprender a vivir, cómo es importante este aprendizaje, entendido como adquisición de saber, imprescindible para vivir. Distinguimos como la moral, la política y la religión podemos considerarlos como “saberes prácticos” en cuanto que ayudan a orientar y construir nuestra vida. La moral nos edifica en la dimensión personal y de relación con los demás; la política y el derecho lo hacen en el ámbito social y público; la religión contribuye a que nos sintamos “uno” con las demás personas y con el mundo en relación con el “Otro”.

Las normas jurídicas y las decisiones políticas se orientan a conseguir el bien común que se concretiza a través de la justicia, concepto moral de unión con las instancias anteriores. Las pautas morales aterrizan en valores y normas. Los valores son cualidades de las cosas y de las instituciones que nos resultan atractivas y las normas son enunciados valorativos que indican si una acción o conducta son adecuadas o inadecuadas para nuestra realización. Se enlaza con la religión respondiendo al deseo de inmortalidad y la búsqueda de un sentido último que supere todo dolor y toda limitación. La auténtica religión consiste en la invitación a la felicidad y al consuelo.

Explicamos cómo el ser moral es el objeto de estudio de la ética, recordando que Aristóteles propone que nuestro ser moral se basa en que poseemos LOGOS. Entendido, en este caso, como palabra y razón; es decir, para Aristóteles el fundamento de la moral está en que los seres humanos tenemos una capacidad argumentativa que se muestra en el lenguaje.

La ética o filosofía moral tiene como preocupación averiguar cuál es la racionalidad de lo moral. Así han surgido dos grandes grupos de teorías éticas que pueden dividirse en dos grupos: las dos primeras –la Aristotélica y la hedonista- nacen en Grecia en el siglo IV a. c. convencido que la moral consiste en la búsqueda de la felicidad. La ética ha de descubrir qué tipo de racionalidad nos llevará a conseguirla y qué criterio ha de utilizar esa racionalidad.

Las dos segundas teorías –la kantiana y la dialógica- surgen a fines del siglo 18 y en el último cuarto del siglo 20, para ambas resulta obvio que los seres humanos deseamos ser felices, consideran que la verdadera cuestión moral está en si existe algún tipo de seres a los que no se debe manipular, a los que debe reconocerse una dignidad y qué criterios debemos aplicar al tomar decisiones para respetar realmente esa dignidad.

La enumeración podría ser prolija y extenuante pero vamos a dejarla hasta aquí porque el deseo es mostrar algo de cuanto se debate y discute en el aula de clase para proyectarlo a la vida personal, en la familia y en el núcleo social como generadores de cambio y transformación social que tanto urgen nuestras comunidades como avizoraba nuestro colega EVERARDO, para quien pedimos que haya paz en su tumba.

CARTAGENA, 26 DE SEPTIEMBRE 2010.

Ética, filosofía y moral en el INEM Cartagena Co. José Manuel Rodriguez Torices
Juan José Romero Parra
Docente INEM
jjromeroparra@hotmail.com