domingo, 4 de noviembre de 2012

El Juego y su valor en el aprendizaje de la técnica deportiva

“—Me he 'dado cuenta' que sabe más técnica que yo, pero debe enseñársela a los niños a través del juego, entonces, descubrirás la cantidad de talentos que estas formando.”


Quiero que me acompañen a analizar desde el punto de vista sicopedagógico la siguiente historia deportiva de un joven entrenador:

Primer día de clases


Un entrenador que apenas comenzaba su carrera con grandes conocimientos técnicos y con el gran deseo de alcanzar rápido el éxito, creó su propia escuela de formación deportiva, le puso un aviso que llamó notablemente la atención de padres de familia, tanto que, decidieron inscribir a sus hijos para que aprendieran el deporte con técnica: “Aquí los niños sí aprenden técnica deportiva".

El primer día de clases, el entrenador se encuentra alegre al ver un gran número de niños matriculados. Enseguida los manda a sentar y les dice:

—En esta escuela van a aprender el deporte con técnica.

Los niños con edades de 6 a 8 años reaccionan con alegría al ver una cantidad de balones que les lleva su entrenador, y se motivan a jugar inmediatamente,  lanzando, rodando, golpeando los balones y creando su propio ritmo de juego infantil por todo el área de la cancha.

De pronto, el entrenador con su silbato, interrumpe el alegre ritmo de juego de los niños, y les dice:

—Pongan los balones en el suelo, que aquí no se viene a jugar, sino a aprender a manejar el balón con técnica.

Cuando comienza la clase, a cada niño le da un balón y lo pone a realizar una serie de ejercicios que son muy complejos para sus edades. A medida que pasaban los días, les aumentaba la rutina de ejercicios, y cada vez más, les exigía y les decía en voz alta: que debían manejar el balón con mucha más técnica.

El aburrimiento y la protesta


Cada semana era lo mismo, hasta que un día cualquiera, uno de estos niños, aburrido de la intensidad, se sale del grupo y le dice al entrenador:

— ¿Por qué no nos deja jugar con el balón?

El entrenador le responde:

—Si los dejo jugar, nunca van a aprender a manejar el balón con técnica, como yo quiero.

En la clase siguiente, otro niño hace lo mismo, y le dice al entrenador:

—Si hoy no jugamos con el balón, nos iremos a otra escuela donde nos dejen jugar.

El entrenador le dice:

—He dicho que aquí no se juega, se aprende la técnica.

A la clase siguiente ningún niño volvió a la escuela, al verse solo, puso otro aviso: “Enseñamos técnica a los niños”.

Van pasando los días, las semanas, y ningún niño se ha inscrito en la escuela. Dice para sus adentros: Soy el entrenador que más sabe de técnica, no saben los niños lo que se están perdiendo.


El sabio maestro


Un sabio maestro, con 50 años de experiencia deportiva con niños, que lo venía observando detenidamente desde hacía varios días, al verlo triste, se acerca y le dice:

—He observado que en las clases le hablas a los niños sólo de técnica. Se han ido porque no los supiste entender. Ellos sólo te pedían que los dejaras jugar por un momento, para demostrarte lo que son capaces de hacer, solos, con el balón.

El entrenador queda pensativo y dice:

—No sé qué hacer. Soy un entrenador que sabe mucha técnica ¿Usted, qué me aconseja?

El maestro le responde:

—Me he 'dado cuenta' que sabes más técnica que yo, pero debes enseñársela a los niños a través del juego, y entonces descubrirás la cantidad de talentos que estás formando.

El entrenador, al escuchar estas últimas palabras sabias, que tienen un gran sentido pedagógico y didáctico, es cuando entiende que está hablando con el gran maestro Ronald Sakloskid (en su escuela deportiva, cuando eran niños, aprendieron la técnica a través del juego los mejores jugadores de voleibol de Polonia).

El entrenador todo emocionado dice:

—Gracias maestro, hasta hoy me doy cuenta que soy un entrenador demasiado técnico.

El maestro se despide de él y le dice:

—No olvides que el niño debe aprender la técnica a través del juego.

Al día siguiente, el entrenador pone un nuevo aviso que dice:

”El niño debe aprender la técnica deportiva a través del juego”.

A los tres días, tenía noventa niños, y por su forma pedagógica de enseñar la técnica, su escuela llega a ser una de las más famosas de Polonia.

Una historia para tener en la cuenta


La anterior historia deportiva nos la contó hace varios años como ejemplo, el doctor en ciencias pedagógicas y maestro emérito del deporte de Polonia: Ronald Sakloskid. Tuve el honor de tenerlo como profesor de pedagogía y didáctica del entrenamiento infantil en el “Centro Internacional de Capacitación Deportiva de América” en nuestra formación internacional.

Fundamento más este artículo, basado en mis investigaciones en el campo del deporte infantil. Durante mucho tiempo he analizado la enseñanza de la práctica del deporte con niños en nuestro medio. He llegado a la conclusión, de que el entrenador o profesor que trabaja en las edades infantiles, no puede vivir solamente de técnica, porque el aprendizaje del niño es un proceso más pedagógico que técnico.

He observado que en los deportes de pelota, el niño no siente la necesidad de manejar el balón con técnica. Por el contrario, sí experimenta una necesidad de movimientos lúdicos, libres —total placer—. El niño a través del juego, no se fatiga nunca. Enseñarle una técnica compleja lo lleva al cansancio y al aburrimiento.
Esta necesidad de movimiento a través del juego, le da libertad al niño de adquirir sus propias experiencias motrices, que no debe ser suplantada por un esquema ideado de técnica —impuesta por el entrenador— porque limitaría su capacidad motriz.

El entrenador debe saber condicionar el esquema de trabajo a desarrollar con niños, comprender sus capacidades lúdicas y marcar el objetivo básico de que los niños se diviertan a través del juego, aprendiendo la iniciación técnica, de un deporte.

Cuando se trabaja con niños, el entrenador o profesor, debe ahorrar explicaciones y dar libertad para que los niños improvisen, y así, van aprendiendo a desarrollar el pensamiento táctico y estratégico del juego.

No olvidemos:

"El juego, es el elemento natural que facilita al niño el aprendizaje y la practica de la técnica”

Valor del juego en el entrenamiento  deportivo con niños.
ENTRENADOR FIVB NIVEL III CON ÉNFAIS EN BIOMECANICA
northonmadridpicot@hotmail.com