domingo, 3 de febrero de 2013

Sentado en los acantilados de la vida

Alcatriza


Sentado en los  acantilados de la vida
Es cuando los poetas escuchamos del viento
No importa que sea céfiro o huracanado
Al dios Eolo que clama los poemas.

Profesora INEM Cartagena Colombia
Nilva Galván Barros

Es así como si fuera ella Eolo que escucho a
Nilva dulce voz del viento pidiendo un alimento para su alma
Sabiendo que nada llena el océano de sus sueños.

Sueños que se extasían
en la luna que gime en las mañanas
en el despedir de la aurora
luna que siente la partida de su noche
llena de canticos y gemidos de amor.

Alcatriza ella, que se refugia en los manglares
Lleno de sus ansias que le llevan el canto de las olas.

Su nombre lo dice todo
fue sacado de su propio corazón
que es un nirvana que ama.

Poeta andariego de Cartagena de Indias Colombia
Manuel Castro Devoz

Para Nilva Galván, del poeta andariego
Manuel Castro D.
Del Colectivo Ojo de Alcatraz
01 de Febrero de 2013