sábado, 15 de marzo de 2014

El último en la fila

El abogado Álvaro Ángel Ballestas Varela llegó al INEM unos días antes de su cumpleaños 61. Un hombre conocedor y experimentado en la administración de prestigiosas Instituciones Educativas del Distrito de Cartagena, entre las que se cuentan El Liceo de Bolívar, Alberto Elías Fernández Baena y José De La Vega, entre otras. Desde su arribo al José Manuel Rodríguez Torices ha demostrado eficiencia y transparencia en el manejo de los recursos propios y de transferencia de la Institución. Ha sabido interpretar de manera efectiva el sentir de la comunidad educativa inemista en todos sus planos.

Con la renuncia sorpresiva del profesor Miguel Pérez Márquez en el 2012, nuestra IE sufrió una especie de nocdaun, puesto que con Pérez Márquez el INEM había recobrado confianza y venía en ascenso, alcanzando logros significativos en todo los aspectos. La noticia cayó como un balde de agua fría en toda la comunidad educativa inemita, y de nada valieron los buenos oficios del entonces secretario de educación Julio Alandete para que Miguel Pérez se quedara en el INEM. De ahí en adelante empezó a reinar la incertidumbre y las especulaciones en torno al sucesor de Pérez Márquez.

Rector del INEM Cartagena Colombia

Por los pasillos del INEM se barajaba toda clase de nombres: Luis Ramírez, Ubaldo Elles, Álvaro Hernández, Jhonny Luna, Danilo Acosta y muchos otros. Pero entre todos ellos había algo claro: ninguno soñaba con el INEM. Sin embargo, hubo un hombre entre toda la cofradía de rectores que asumió con valentía y decisión el reto. Ese hombre alegre, jovial, experimentado y muy sincero se llama Álvaro Ángel Ballestas Varela: Rector número 14 del INEM. El último en la fila. A él le debemos que nuestra IE haya recobrado equilibrio en la matrícula, confianza y estabilidad para los docentes. Pero, sobre todo, transparencia en el manejo de los recursos financieros e inversiones en áreas estratégicas que antes estaban sin asignación presupuestal.

A casi dos años de la administración de Ballestas, los logros de mayor trascendencia de su gestión han sido la recuperación de la confianza de la comunidad educativa y haber obtenido la devolución al INEM de los espacios ocupados por REFICAR-CBI en lo que antes fueran los talleres del área de Industrial. Además de haber iniciado proyectos musicales como La Orquesta Tropical y la instalación del Sistema de Comunicación Interna para la interconexión de las dependencias de la Institución y el mejoramiento de la conectividad a través de la instalación de puntos wi-fi en todo el Colegio. Lo mismo que haber consolidado los proyectos educativos de las sedes Jardín Infantil Los Caracoles e Isabel La Católica.

No obstante a estos significativos logros, Ballestas, afronta desafíos como los de hacer que la Secretaría de Educación Distrital consolide el proyecto de Media Técnica en convenio con otras IE de la ciudad, poner al servicio de la comunidad educativa inemita y cartagenera el Centro de Capacitación Laboral, modernizar el servicio de biblioteca escolar, cristalizar la instalación del punto digital PLUS, liderar el redireccionamiento del PEI con miras a obtener mejores resultados en la pruebas SABER Once y recuperar la planta física de la institución, especialmente y con urgencia lo relacionado con las canchas deportivas y El Coliseo.

Pero, ¿le alcanzará al abogado Ballestas el tiempo que le queda en el INEM para superar estos desafíos? Sin duda que sí, siempre y cuando la Secretaría de Educación y la comunidad educativa sepa rodearlo, y él, claro está, así lo pueda entender.

Cuando Ballestas cumpla los 65 años el 3 de agosto del año 2016, muchos de nosotros ya no estaremos aquí para recibir al nuevo rector, quien ineluctablemente se constituirá en el último en la fila. Sin embargo, ante esa realidad inexorable, el tiempo sí nos permite que desde aquí y ahora visionemos el tipo de administrador que una Institución Educativa como el INEM requiere para estar a la altura de las exigencias de los nuevos tiempos.

En consecuencia, es nuestro deber ético construir escenarios de reflexión en los que autónomamente seamos capaces de trazar nuestro propio devenir histórico, mediados por el dialogo y la prudencia. Para ello invitamos desde este momento, a mirar al INEM del año 2025; como un límite que marcará los alcances de una generación de educadores, de estudiantes y de padres de familia recién nacida.

Cartagena, marzo 13 de 2014.

Los rectores del INEM Cartagena ColombiaWilson E. Blanco Narváez
wilblanco4@hotmail.com