jueves, 31 de julio de 2014

Consejo Académico: El frasco de las esencias

"...es como el principal laboratorio de producción intelectual del colegio."


El lunes próximo pasado (28 de julio 2014), se reunió el Consejo Académico, organismo del Gobierno escolar que orienta el ejercicio pedagógico del INEM Cartagena. También actúa como un organismo asesor del Consejo Directivo. Fué un Consejo Académico con buena asistencia y largas horas de debate. Esperamos conocer el acta o un comunicado de su secretario, en este caso el profesor José Francisco Guerrero Bardi.

Consejo Académico, organismo del Gobierno escolar que orienta el ejercicio pedagógico del INEM Cartagena. También actúa como un organismo asesor del Consejo Directivo

La intensidad de la frecuencia de reuniones de Consejo Académico ha sido una preocupación constante en el seno del Consejo Directivo. El Consejo Académico es la asamblea natural y legal para la planeación, organización, ejecución y control de todo el sistema pedagógico del INEM. En el Consejo Académico están los representantes de todas las área académicas y algunos miembros directivos encabezados por el rector. El Consejo Académico es el organismo que asesora al Consejo Directivo en la toma de decisiones académicas.

El Consejo Académico es, o debe ser, un productor permanente de conceptos y acciones pedagógicas, es como el principal laboratorio de producción intelectual del colegio. Si no lo hace es un fracaso. Una caricatura. Es el timonel del ejercicio de la razón. El modelo inercial no puede ser el conductor. La reactividad no es buena consejera. Un Consejo Académico académico productivo es garantía de ciencia y proactividad. Las decisiones pedagógicas del INEM no pueden ser individuales, ni emocionales. El INEM es un colegio con un competente recurso humano. Hay que hacerlo explotar. 'Destapar el tarro de las esencias'.

martes, 29 de julio de 2014

John F. Kennedy y Colombia

"La propia palabra secreto es repugnante en una sociedad libre y abierta…"


Con esta frase introductoria contenida en uno de sus últimos discursos pronunciado el día 27 de abril de 1961 ante la American Newspaper Publisher Association, el presidente John F. Kennedy, alertaba a sus conciudadanos sobre la existencia de sociedades secretas que conspiran en forma “monolítica y despiadada¨; que ejecutan un “sistema de encubrimientos e infiltraciones” y, que son apoyadas con ingentes recursos económicos y humanos desde adentro y afuera del Estado norteamericano.

Esta forma de dominación, a su juicio, estaba en el aparato armado por el paraestado para violentar el orden y condenar la independencia y la libertad del ciudadano. Murió sin vislumbrar sus alcances, quizá uno de ellos contenidos en las estratagemas que ordenaron su asesinato.

Más adelante, en 1972 estalló el escándalo de Watergate, sobre el espionaje a la sede del partido Demócrata a instancias de Gobierno de Richard Nixon y sus centrales de inteligencia, y que en 1974 precipitaron su renuncia a la presidencia.