domingo, 29 de marzo de 2015

El Antidía E en el INEM Cartagena Co.

'Mucho tilín y nada de paletas'. En eso quedó el cacareado Día E. Despilfarro total de recursos.


Los más preocupados por la calidad de la educación pública colombiana somos los maestros. Ese es el objeto del ejercicio de nuestra profesión. "...las decisiones y políticas sobre la educación no están en nuestras manos. Desde hace muchos años están en manos de la tecnocracia educativa del MEN..." (Carlos Enrique Rivas Segura, FECODE).

Para empezar a hablar de una calidad sostenible en la educación colombiana, necesitamos más inversión, menos corrupción y menos pobreza. La planta física y el ambiente de los colegios en la Costa Caribe Colombiana, no inspiran a nadie, no seducen. Los maestros sentimos el maltrato y la humillación, aguantando, además de un miserable ambiente escolar, un salario de hambre indigno que genera tristeza y desesperanza.

Las señales que se sienten en las diferentes ciudades y campos de Colombia con respecto a la educación pública, son patéticas. La educación pública está condenada por el Estado a una inercia eterna, improductiva y desgraciada. No interesa la educación pública. Todo lo demás es 'fuego artificial'.

El Antidía E en el INEM Cartagena Co.25 de marzo 2015