sábado, 7 de noviembre de 2015

La autoevaluación en la escuela




“Enseñar es una provocación, aprender es un reto”

F. Alexander Pedraza Tijaro[1]
Cómo evaluar en las escuelas Colombianas
Prescolar INEM Cartagena

¿Cómo nos fue? Por estos días de fin de año escolar, fiestas y evaluaciones de todo tipo, en la escuela se hace necesario hacer balances tanto de los  procesos del año como de los del desarrollo curricular a lo largo de la experiencia educativa de cada uno de los actores adscritos a la institución. 

Por ello preguntar por el ¿cómo nos fue?, conlleva el indagar en torno al  porqué del resultado y su relación con los cómos del proceso, esto debe ser un a priori, en aras de ser mejores; no se busca con ello certificaciones o des certificaciones, solo se busca hacer una mirada crítica de las prácticas  de diferente orden al interior de la institución escolar, con la intencionalidad de reflexión, proposición y acción, ello permite hacer camino hacia los fines de la institución, manifiestos en su visión, misión y perfil de egreso de los estudiantes.

El trabajo de autoevaluación crítica hace que la institución se mire y se compare consigo misma, en su devenir histórico y con las otras instituciones del mismo orden a nivel local y nacional. Los criterios básicos de la autoevaluación han de dar cuenta de los procesos correspondientes a las áreas de:
·         Gestión directiva
·         Gestión académica
·         Gestión administrativa y financiera
·         Gestión de la comunidad

También se debe acoger para el análisis los resultados de la prueba censal y de las muestrales del ICFES, aplicadas en diferentes momentos del proceso escolar (3 – 5 – 7 – 9 – 11) y el Índice Sintético de Calidad, de esta manera podemos con referentes claros abordar el reto de auto evaluarnos.

El resultado de la autoevaluación debe darnos a estudiantes, profesores, directivos docentes, familias y sociedad la posibilidad de mantener, cambiar, reconocer e innovar en nuestras prácticas dentro de la escuela.

Y no podría ser de otro modo si se asume que  el éxito de los estudiantes debiera ser el éxito del docente, del directivo, de la familia, de la comunidad a la que pertenece y en general de la sociedad y la cultura de Colombia y porque no afirmarlo de la especie y de nuestra nave espacial: La Tierra.

No sobra en este proceso recordar que la escuela según lo demostró Bourdieu, P. es una institución de clasación social, por ello desde una postura ético-política hemos de tener presente cómo desde nuestras prácticas estamos contribuyendo a la emancipación y trascendencia o al mantenimiento del statu quo.

Finalmente es necesario tener presente que la escuela puede ser el lugar del dispositivo de poder, que posibilite un ir más allá dialógico socio – cultural humanizante o el que amaestre, dogmatice, excluya, homogenice, lumpenice al SER, todo depende de la claridad que tengamos del qué hacemos, para qué lo hacemos y a qué estructura socio-política-económica-cultural servimos.
Cartagena, Noviembre de 2015





[1] Coordinador INEM Cartagena, Mg. En Desarrollo Educativo y Social, Licenciado en Educación Física. fapedraza@yahoo.es  Twitter: @fapedraza1

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido al weblog Docente INEM
Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con el artículo. Identifícate (email, nombre). Argumenta. No importa que no estés de acuerdo. Intenta también no insultar ni usar palabrotas, respeta a los demás lectores. Acuérdate que es un weblog de educadores. Los comentarios off-topic, burdamente promocionales, ofensivos o ilegales no serán publicados y además borrados sin piedad. Gracias por tu aporte.