jueves, 28 de abril de 2022

Volviendo a la escuela

Muchos nos habíamos preguntado y habíamos advertido ¿a qué escuela volveremos? y ¿a qué escuela queríamos volver?

Hoy, después de tres meses del retorno a la presencialidad que el gobierno anunció con bombos y platillos, pero con los mismos moldes, la misma estructura deficiente y alejada de la incertidumbre y los retos que nos trazó la pandemia, maestros y padres de familia estamos inmersos en el mayor y más complejo viacrucis de funcionamiento que haya vivido la escuela y la educación oficial en gran parte de su historia republicana, manifestado todo en los crecientes y alarmantes casos de bullying, ciberbullying, abuso sexual en entornos familiares e indicios o, numerosos casos, de conductas suicidas escolares.

Ello ya lo habían vislumbrado investigadores del tema educativo, como el Dr. Julián De Zubiria, uno de los más connotados estudiosos de la educación en el país y América Latina, y lo habíamos advertido muchos maestros en el país, sin que el Gobierno Nacional nos hubiese escuchado.

Muchos nos habíamos preguntado y habíamos advertido ¿a qué escuela volveremos? y ¿a qué escuela queríamos volver?
Foto de Crissy Jarvis en Unsplash

lunes, 21 de febrero de 2022

Oportunidades para la escuela en Cartagena y Colombia

Hay Festival y la educación en Cartagena Colombia

No tengo la menor duda, de que quien hoy está a cargo de la educación en el Distrito, tenga claro la trascendencia y la magnitud que tiene y debe tener para la escuela, un evento como Hay Festival, que se celebra año tras año en nuestra ciudad y que tiene una connotación especial, dada la universalidad de su temática y la calidad intelectual de los expositores, que a él concurren.

 En dos o tres versiones del Hay Festival se ha llevado muy tenuemente a uno que otro escritor a una escuela o colegio, pero lejos está y ha estado, que se haya diseñado una estrategia o una política, que relacione o vincule estrechamente al Hay Festival con la educación, en la idea, que lo que se dice, se hace y se discute, en esa importante cita con la literatura, la política y la cultura, entre y permee la escuela, posibilitando que sus memorias constituyan un poderoso insumo de sus currículos y proyectos, que fertilicen sus procesos académicos, desde el pensar y el ser, transversalizado todo, por la lectura y el pensamiento crítico.

Traigo esto a colación, impulsado por el impacto que me causó, el análisis y la valoración que hizo el escritor y periodista Gustavo Tatis, en el dominical del periódico El Universal el pasado 30 de enero de la obra “El infinito en un junco”, quien, con su legítima y bien ganada autoridad, califica el libro de la escritora española, como una producción literaria de tierna y sabia erudición, necesaria e inspiradora.

Hay Festival y la educación en Cartagena Colombia
Hay Festival

viernes, 3 de septiembre de 2021

Cuanta falta haces viejo Leo

Se nota el vacío de tu ausencia en las aulas del INEM de Cartagena

Aquel que enseñaba: "Lo esencial es invisible a los ojos..." se fue sin avisar. Hace un mes, Viejo Leo, que el eco de tu Sonora risa no mueve las añejas ramas de los cauchos y de los palos de mango que en época de cosecha, vivían la requisa exhaustiva a la que los sometías, buscando " aunque sea un manguito evadido de las redadas de Toño Mendoza" 

Monte Mariano coleccionista de golofios y mochuelos. Amigo de sus amigos, docente por vocación, deportista integral que alternaba la participación en torneos simultáneos de fútbol con el ciclismo recreativo y la afición por el dominó aunque hubiese más derrotas que victorias.

Se nota el vacío de tu ausencia en las aulas del INEM de Cartagena, al cual le dedicaste tus últimas décadas de trabajo, comprometido con la formación filosófica de las nuevas generaciones, con el rigor y la exigencia de quien ama su vocación y quiere compartir sus ideas con los protagonistas del proceso educativo: los estudiantes.

Se nota el vacío de tu ausencia en las aulas del INEM de Cartagena

sábado, 10 de abril de 2021

INEM de partículas doradas

Cincuenta dorados años y aún sigues proporcionando fortaleza a sus integrantes

La mano que gobierna la pluma estilográfica vibra, se nota excitada y trémula por la emoción, pero ¡Oh que extraño! a la vez recia y vigorosa cuando embelesada está, proyectando millones de micro dardos untados con la erudición de todos los que por tus ilustres elementos corpóreos han pasado.

Estamos hechos de tus partículas, por nuestra esencia recorren altas energías de sapiencia y conocimiento, transportadas por: quarks, leptones, fermiones…, que debido a la enorme marea atractiva de tu identidad llevamos en la integridad del interior de nuestro ser, adosado.

INEM josé Manuel Rodríguez Torices Cartagena Colombia 50 años
Imagen

lunes, 1 de marzo de 2021

Cuando un compañero se va

42 años en la misma escuela


Después de 42 años vinculado al INEM de Cartagena en el Área de Industrial, se despide de nosotros por retiro voluntario, el distinguido profesor Carlos Enrique Bustos Espinel. Boyacense tunjano. Bachiller Técnico Mecánico, lo que le valió ser nombrado por el Ministerio de Educación Nacional en el INEM de Cartagena el 3 de abril de 1979. El recorrido académico del profesor Bustos Espinel es de una superación permanente, y además, brillante. 

Después de 42 años en el INEM de Cartagena Colombia se retira voluntariamente el profesor Carlos Enrique Bustos Espinel
Profesor Carlos Enrique Bustos Espinel

Estudió bachillerato pedagógico para poder escalafonarse, Contador Público de la Universidad de Cartagena. Licenciado en Contaduría y Comercio y Especialista en Lúdica. Participación permanente en diferentes eventos de carácter académico. Vinculado a diferentes instituciones educativas de la ciudad de Cartagena. Excelente deportista. Y quizás, lo más valioso de su carrera, la poderosa vocación pedagógica, que desplegó y ejerció con un dinamismo incomparable durante 42 años en el INEM de Cartagena.

sábado, 9 de enero de 2021

Mesa por la Educación en Cartagena Co

Una mesa que asegure la vida y el feliz retorno a la presencialidad


Lo de las ‘mesas’ está muy de moda, no importa si, al fin y al cabo, algunas no funcionan, y no por culpa de quienes profesional y éticamente la conforman sino porque sus recomendaciones y muchas veces sus súplicas no encuentran eco en quien o quienes tienen el deber legal y moral de tomar las decisiones.

En el caso de Cartagena, ello está demostrado con la llamada ‘Mesa por la Salud de Cartagena y Bolívar’, presidida por uno de los médicos más ilustres de la ciudad: el neurocirujano Rubén Sabogal Barrios, un espacio para las deliberaciones y el rigurosa análisis de los temas de su competencia que más bien debe llamarse ‘Mesa por la Vida’, teniendo en cuenta el momento excepcional y trágico que estamos viviendo los cartageneros y cartageneras como consecuencia de la pandemia que azota al mundo y que aquí, en La Fantástica (Cartagena de Indias), ha encontrado unas condiciones y un terreno fértil para golpearnos con todo el ímpetu de su agresividad, para lo cual solo basta observar las estadísticas de contagios y fallecidos en la ciudad, las cuales son las más altas del país por millón de habitantes.

Una mesa que asegure la vida y el feliz retorno a la presencialidad
Photo by André Ravazzi 

sábado, 22 de agosto de 2020

La letra con sangre entra

A los niños de mi generación nos quisieron inculcar el hábito de la lectura con textos insufribles y obligatorios como La araucana, La odisea o El cantar de Mio Cid. Eso es como pretender que alguien le pierda el miedo al agua lanzándolo a un estanque junto con un caimán. Y no contentos con eso, quizá para hacer más tenebroso el asunto, los profesores se encargaban de arrojar al estanque uno que otro tiburón; es decir, luego de la lectura (que ya de por sí era una pesadilla) los niños debían además hacer el análisis literario de esas obras. Tiempo después —cuando ya no había remedio— tenían el descaro de preocuparse por el bajo promedio de lectura de los jóvenes.

www.docenteinem.org
Imagen: web

¡Pero acaso qué esperaban! Pues claro que le íbamos a huir a los libros, si desde pequeños nos enseñaron que son una especie de tortura y no ventanas que nos permiten asomarnos a otros universos. Borges creía que la lectura debía ser una de las formas de la felicidad y por eso veía como un contrasentido forzar a alguien a leer; creía que hablar de lectura obligatoria era como hablar de amor obligatorio: un disparate. Sin embargo, ese disparate se ha extendido por las escuelas de manera infame por generaciones. No señor, la letra con sangre no entra; queda en forma de cicatriz, que es muy diferente. Es casi como decir que el amor se mete.

domingo, 9 de agosto de 2020

Nacimiento y difusión de la Salsa en el Caribe colombiano

Una aproximación historiográfica de la salsa en la costa atlántica de Colombia


Salsa: amalgama de ritmos afroantillanos aglutinados bajo un rotulo comercial con el que fueron difundidos, que tuvo su advenimiento en la ciudad de Nueva York a finales de la década de los sesenta o a principio de los años setenta.

Resultaría imposible hilvanar una perspectiva histórica cercana a la realidad, sobre el nacimiento y difusión de la denominada música salsa en el caribe colombiano, sin entrar a considerar la influencia de la música popular cubana a través de algunos de sus géneros básicos como el son, el cha cha chá, la guaracha, las descargas, la pachanga y el mambo; por citar los más representativos y los formatos sonoros tipo: sextetos soneros, orquestas charangas, sonoras, combos y big bands; por citar solo algunos de los elementos más representativos y de mayor incidencia, dada su notable influencia tanto en los músicos, como en los oyentes y seguidores de estos pegajosos ritmos de la vertiente caribeña.

Con lo anterior, se ratifica la necesidad de construir una historia sobre la salsa en el caribe colombiano, y en particular en nuestra región sabanera; la cual abarcaría nuestros departamentos de atlántico, bolívar, sucre y córdoba; con un amplio territorio en el litoral caribe, aun sin referentes históricos escritos dentro de un texto en especial; partiendo del rigor que se precisa, dada su basta y dispersa producción discográfica a través del territorio en referencia.

Kalamary Big Band Cartagena Colombia

lunes, 29 de junio de 2020

El COVID 19 y la educación en colombia

Hijos, escuela y alternancia


Esas son las palabras, que con mayor sentimiento se escucha en estos días, en el entorno escolar y en las casas de las madres de familia de los niños, niñas y adolescentes, que estudian en las instituciones públicas del país, frente a la tozuda, y descabellada insistencia del gobierno nacional , replicada por algunos muy pocos gobiernos regionales, en el sentido de concebir y pretender, que los chicos escolares, regresen a la escuela a clases presenciales, bajo la extraña figura, que ellos, han denominado alternancia, como si los científicos, el personal médico y la OMS, les hubiesen entregado una especie de patente de corso, para hacernos creer y convencernos, que esa bondadosa figura, inmuniza a nuestros niños y jóvenes del riesgo de contagiarse o de ser agredidos, por el poderoso virus que nos azota y nos agobia.

Educación y pedagogía
Fuente imágen: https://es.weforum.org/

jueves, 18 de junio de 2020

Diferencias entre educación, pedagogía y didáctica

¿De qué hablamos, cuando hablamos como profesionales de la educación?


“Toda educación es ante todo educación estética” F. Alexander Pedraza Tijaro

Todo pueblo o comunidad es en tanto comparta el desde dónde interpreta y habita el mundo. Este desde dónde, se compone de categorías clave para la interacción y la identidad, son en gran medida llave para estar en y transformar un ámbito de la sociedad: la cultura.

En este caso, es clave identificar esas categorías que son llave para nuestra identidad como profesionales de la educación y porque no decirlo, oficiantes, administradores y productores de discursos de verdad alrededor de la educación en general y de la educación institucionalizada: la escolarizada.

Con gran frecuencia en los encuentros que acontecen a diario en el ambiente de la institución educativa y sus asociaciones, el que dichas categorías implícita o explícitamente aparezcan, es valioso y evidencia interés, sin embargo, se hace preocupante cuando en estos diálogos se esgrimen no posturas distintas, lo cual no es problema, sino la sinonimización de las categorías clave para nuestra comunidad profesional.

La sinonimia iguala, confunde, impide la distinción, la relación sistémica, la comprensión e incide en el desempeño y valoración de la profesión y de su comunidad, por ello es conveniente tejer como comunidad dialógica un marco de categorías, teorías, presupuestos, fines, objetos de estudio, objetos de conocimiento, conocimientos, saberes, prácticas que organizados e interrelacionados constituyan la estructura de los discursos de verdad del profesional de la educación, lo cual no es otra cosa que el desde dónde como seres sentí pensantes actuantes éticos interactuamos e intervenimos en el mundo con fines de mediación para la formación y transformación del SER.

En consecuencia es pertinente aproximarnos a cuatro ámbitos de acción del profesional de la educación y en ellos su categoría clave: la educación, la pedagogía, la enseñanza y la didáctica, dado que el interés es concitar a la reflexión, este aporte debe ser tomado como comienzo para el encuentro dialógico de la comunidad educadora profesional.

Fundamentos espistemológicos de la Educación Pedagogía y Didactica
Imágen:www

lunes, 8 de junio de 2020

Que vivan los estudiantes

Me gustan los estudiantes Que rugen como los vientos


El título de este artículo es el nombre de una bella canción de Mercedes Sossa, compuesta en el año 1962 por la artista chilena Violeta Parra, una de las folcloristas más connotadas de América del Sur, quien se suicidó el 5 de febrero de 1967 a los 49 años, adquiriendo la calidad de artista mártir e ingresando a la dimensión del mito de ‘Santa Greda Pura’, como la llamara Pablo Neruda, dada su profunda admiración por ella.

Que vivan los estudiantes Jardín de nuestra alegría Son aves que no se asustan De animal ni policía Y no le asustan las balas Ni el ladrar de la jauría Caramba y zamba la cosa ¡Qué viva la astronomía!
Con el transcurrir de los años y la dinámica social y política del continente, la canción de Mercedes Sossa se convirtió en un verdadero himno y símbolo de la lucha de los estudiantes latinoamericanos, quienes la tomaron para sí como un canto y una alegoría de sus protestas, para reclamar mejores condiciones, pero, sobre todo, una mejor educación, que garantizara una vida más digna.




Me gustan los estudiantes Que rugen como los vientos Cuando les meten al oído Sotanas y regimientos Pajarillos libertarios Igual que los elementos Caramba y zamba la cosa Qué viva lo experimento