lunes, 8 de junio de 2020

Que vivan los estudiantes

Me gustan los estudiantes Que rugen como los vientos


El título de este artículo es el nombre de una bella canción de Mercedes Sossa, compuesta en el año 1962 por la artista chilena Violeta Parra, una de las folcloristas más connotadas de América del Sur, quien se suicidó el 5 de febrero de 1967 a los 49 años, adquiriendo la calidad de artista mártir e ingresando a la dimensión del mito de ‘Santa Greda Pura’, como la llamara Pablo Neruda, dada su profunda admiración por ella.

Que vivan los estudiantes Jardín de nuestra alegría Son aves que no se asustan De animal ni policía Y no le asustan las balas Ni el ladrar de la jauría Caramba y zamba la cosa ¡Qué viva la astronomía!
Con el transcurrir de los años y la dinámica social y política del continente, la canción de Mercedes Sossa se convirtió en un verdadero himno y símbolo de la lucha de los estudiantes latinoamericanos, quienes la tomaron para sí como un canto y una alegoría de sus protestas, para reclamar mejores condiciones, pero, sobre todo, una mejor educación, que garantizara una vida más digna.




Me gustan los estudiantes Que rugen como los vientos Cuando les meten al oído Sotanas y regimientos Pajarillos libertarios Igual que los elementos Caramba y zamba la cosa Qué viva lo experimento
La canción constituye un excelente texto lírico, en cuanto denota la profunda admiración que siente la autora de ese bello poema hacia los estudiantes, plasmado y evidenciado cuando utiliza la anáfora “me gustan los estudiantes”, para enfatizar el sentimiento que tiene hacia estos, casi comparable con el de una madre hacia su hijo, o cuando también dice, casi a manera de imagen, “porque son la levadura/del pan que saldrá del horno” y en las metáforas “con toda su sabrosura/para la boca del pobre/que come amargura”.

Me gustan los estudiantes Porque levantan el pecho Cuando les dicen harina Sabiéndose que es afrecho Y no hacen el sordomudo Cuando se presente el hecho Caramba y zamba la cosa ¡El código del derecho!

Este hermoso poema y bella canción cobra vigencia hoy, dado el fenómeno de la llamada “primavera latinoamericana”, en que los pueblos de la región han emprendido una nueva lucha contra el modelo neoliberal y la vergonzosa inequidad social, en la cual, los estudiantes, de nuevo, “jardines de nuestra alegría”, son animadores de primera línea, rememorando las protestas estudiantiles de 1973 en Chile en contra de la dictadura de Pinochet, La noches de los lápices (1976) en Argentina, lo de Ayotzinapa (2014) en México, la de la “UNA no te calles” en 2015 en Paraguay, y el glorioso paro estudiantil de 1971 en Colombia que se constituyó en la mayor movilización de la historia nacional y en la que el 26 de febrero de ese inolvidable año hubo un saldo de más de 20 muertos, obligando al gobierno nacional dada la gravedad de los hechos y el fervor del reclamo estudiantil a decretar el estado de sitio en todo el país, hecho este que, en vez de apaciguar los ánimos y acallar las voces de los jóvenes estudiantes, generalizó la protesta y concitó la solidaridad ciudadana, dejando una imborrable huella en la historia reciente del país.

Me gustan los estudiantes Porque son la levadura Del pan que saldrá del horno Con toda su sabrosura Para la boca del pobre Que come con amargura Caramba y zamba la cosa ¡Viva la literatura!
Es menester y urgente escuchar y atender la protesta, en la idea de que no haya más Dilan asesinados, ni oídos sordos, ni más policías heridos, ni escuelas en ruinas, para soñar con un mundo mejor.

¡“Caramba y zamba la cosa”!

Me gustan los estudiantes Que marchan sobre las ruinas Con las banderas en alto Pa toda la estudiantina Son químicos y doctores Cirujanos y dentistas Caramba y zamba la cosa ¡Vivan los especialistas!

Me gustan los estudiantes Que con muy clara elocuencia A la bolsa negra sacra Le bajó las indulgencias Porque, hasta cuándo nos dura Señores, la penitencia Caramba y zamba la cosa Qué viva toda la ciencia! Caramba y zamba la cosa ¡Qué viva toda la ciencia!

www.docenteinem.org Educación, Pedagogía, Aprendizaje

Luis Alfonso Ramírez Castellón
Maestro, educador, pedagogo. Directivo docente  
Rector Institución Educativa Soledad Acosta de Samper 2020 Cartagena Co.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido al weblog Docente INEM
Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con el artículo. Identifícate (email, nombre). Argumenta. No importa que no estés de acuerdo. Intenta también no insultar ni usar palabrotas, respeta a los demás lectores. Acuérdate que es un weblog de educadores. Los comentarios off-topic, burdamente promocionales, ofensivos o ilegales no serán publicados y además borrados sin piedad. Gracias por tu aporte.